Somos Walberg


Somos tu socio confiable de movibilidad eléctrica.

Con nuestros patinetes eléctricos plegables, los accesorios ideales y servicio sostenible, nos aseguramos de que disfrutes de una movibilidad independiente.

Historia

La pasión de Florian por los patinetes eléctricos comenzó por casualidad. A principios de la década de 2000, estaba de gira por toda Europa y Asia como tour manager. Para cubrir las enormes distancias en los lugares, su novia le dio un patinete eléctrico. En ese momento, nadie podría saber que este sería el comienzo de una gran historia de amor, que finalmente cambió la movilidad tal como la conocíamos.

Simplemente imparable.

De usuario de patinete eléctrico a pionero de la industria. – los patinetes eléctricos han jugado un papel importantísimo en la vida de Florian desde hace casi ya 20 años.

Lee aquí abajo cómo una pasión se transformó en una revolución de la movilidad.

La ciudad del futuro - de visión a realidad

El mismo Florian comenzó como usuario de patinetes eléctricos. Su propia experiencia le hizo darse cuenta del enorme potencial de esta nueva forma de movilidad. La legalización en la mayoría de los países europeos ya es un éxito para él, pero su visión continúa: Florian quiere establecer los patinetes eléctricos como una parte integral de una movilidad libre de emisiones.

En los próximos años, las ciudades tendrán que organizar sus espacios de una nueva manera - lejos de los vehículos con motores de combustión hacia formas alternativas de movilidad. Los monopatines eléctricos, especialmente los plegables, se pueden combinar fácilmente con el transporte público o con el propio coche. De esta manera, son un medio importante para evitar el atasco. Se convertirán en un elemento fundamental de la ciudad del futuro. Florian y su equipo luchan cada día para que esta visión se transforme en realidad.  

Éxitos

Ya en 2012, Walberg Urban Electrics comenzó a distribuir la marca premium EGRET. El tremendo éxito de la compañía proporcionó su prueba de concepto: Florian había abierto un gran mercado a pesar de la difícil situación legal. En 2017, siguió la segunda marca THE-URBAN. THE-URBAN se dirige a un público más joven y más sensible a los precios.